Cementerio Municipal abre sus puertas a la comunidad estudiantil para conocer su historia

¡Comparte esta nota en tus redes sociales!

Con alumnos del colegio Siglo XXI de Quillota se inauguró el ciclo de visitas a este lugar que goza del título de ser el más antiguo del país.

Con el fin de realizar una ruta patrimonial y de memoria colectiva el Cementerio Mayaca abre sus puertas a escolares de Quillota que quieran conocer in situ la arquitectura, el patrimonio y personajes históricos que descansan en nuestra comuna.

Los primeros en visitar el lugar fueron las y los estudiantes de 8° básico del colegio Siglo XXI, quienes junto a dos profesoras escucharon atentos la historia que allí se alberga.

“Es importante reconocer a nuestros antepasados de la mano con la historia. Saber que este es el cementerio más antiguo de la república es un gran dato para los alumnos de Quillota y una excelente instancia para que vayan reconociendo lo local. Es una experiencia maravillosa que se abran lugares con tanta historia a los colegios, creo que es una iniciativa buenísima de parte de la municipalidad”, indicó Javiera Pérez, profesora del colegio Siglo XXI.

El objetivo de este tipo de iniciativas es lograr “el posicionamiento del espacio del Cementerio Mayaca -dado sus más de 200 años- en   el rescate de la memoria y patrimonio común de las y los habitantes de Quillota, como parte de la valoración de la identidad local. Por cuanto esta actividad se enmarca con vistas a incluir la perspectiva de identidad local en los colegios de la Comuna de Quillota”, agregó Maykons Gálvez, profesional asignado para la Sistematización de la Información y Patrimonio del Cementerio Mayaca.

Es importante destacar que este cementerio es uno de los más antiguos de la época republicana chilena, tiene una superficie de alrededor de 9 hectáreas, y el sector patrimonial denominado «Cementerio Antiguo» está construido sobre aproximadamente cuatro capas de tumbas que se superponen hacia abajo.

En términos generales el Cementerio Mayaca es visitado por cerca 500 personas diariamente sin contar los funerales, por lo que es un lugar que se está potenciando como un punto histórico, cultural, turístico y de reencuentro entre la comunidad quillotana.

Ir al contenido