ALBERGUE MUNICIPAL
DE QUILLOTA

COORDINADORA

Fabiola Bañados Segura

CONTACTO

332 318 942

CORREO

fabiola.banados@QUILLOTA.CL

Historia

La hospedería Madre La Esperanza, actualmente Albergue Municipal Quillota, se formo en  respuesta a la condición de miseria en que vivían numerosas personas en los sectores aledaños a la antigua estación del ferrocarril de Quillota; la crudeza de esta situación fue  motivo para un  grupo de catequistas de la parroquia La Merced, en donde se organizaron y coordinaron rutas   nocturnas provistas de pan y café buscando mitigar en parte la carencia de abrigo y alimento. Fundada el 30 de noviembre del 2001, con esfuerzo y tesón es una obra concreta de solidaridad;  Son  las palabras de amor de Jesús: “tuve hambre me diste de comer, tuve sed y me diste de beber” es precisamente a este llamado es que la hospedería  en sus inicios funcionaba en una casa ubicada en Condell n°200, en donde se asistía  a los más necesitados y población excluida de la  comuna a quienes se acogía  entregando dignidad y ayuda fraterna a las personas, sustentada por la misma población; y es a través de donaciones de distintas instituciones que se sumaron a esta iniciativa como por ejemplo el voluntariado de colegios, grupos de iglesia, junta de vecinos y grupos formados por diferentes motivaciones pero con  un objetivo en común que es el desafío de hacer más llevadera la existencia de quienes están en la pobreza extrema;  apostando a su inclusión en la sociedad.

Es como ahora el albergue Municipal de Quillota tiene dentro de sus objetivos principales generar herramientas necesarias para que sean sujetos de cambio; con un trabajo de ámbito psicosocial y socio laboral para luego intervenir en las diferentes aéreas claves para que usuarios mejoren su calidad de vida y superen la situación calle mediante alternativas, desarrollos de capacidades y logren integrarse a la red comunitaria de promoción y protección con un plan de intervención mediante acciones individuales y grupales.

Misión

Entregar alojamiento, apoyo y cobertura de las necesidades básicas a las personas situación calle; otorgando un espacio de acogida y convivencia que favorezca las relaciones interpersonales, el acercamiento y comprensión de su situación con la finalidad de propiciar el crecimiento personal, la integración social y la dignidad personal.

visión

Brindar apoyo biopsicosocial a las personas en situación de calle, mediante un acompañamiento integral, con objetivos claros y medibles en cuanto a vivienda, rehabilitación e inserción laboral, para contribuir a la construcción de su propósito vital. Proyectando a la comunidad una visión que transparente a las personas en situación calle a través de la coordinación en red con entidades existentes, tanto publicas como privadas y así lograr la maximización de los recursos teniendo como fin una sociedad mas humana, justa y equilibrada.

DERECHOS SOCIALES

Entregar acompañamiento a los usuarios que lo requieran a todo tipo de trámites (Atenciones en Centro de salud, trámites en Banco, etc.).

Para atender las demandas de alojamiento, el Albergue dispone de 20 cupos en habitaciones, de los cuales 16 son para hombres y 04 para mujeres.

 

La permanencia incluye:

  • La pernocta, desayuno, comida y cena,
  • Servicio de lavadora, baño y duchas.
  • Dispone también de una sala de estar y TV.
  • Patio interior descubierto para uso de los usuarios.

Todos los usuarios tienen acceso a servicios de información, orientación y trabajo social.

La estancia en el albergue es posible mediante compromisos que contempla excepciones en función de las posibilidades de inserción personal, social y educacional de los usuarios.

 

Horario de funcionamiento: 24 horas los 365 días del año.

Una crisis consiste en un estado temporal de una desorganización reflejada en una incapacidad para enfrentar la situación adversa que se esta viviendo, manejar adecuadamente las emociones, enfocando el pensamiento y la conducta son necesarios para resolver los problemas.

 

La intervención en crisis consiste en dar los primeros auxilios psicológicos y restablecer el enfrentamiento inmediato ante la crisis que se está viviendo. Por otra parte, brindar a las personas que lo requieren un proceso psicoterapéutico dirigido a ayudar a procesar los sucesos traumáticos.

 

Los primeros auxilios psicológicos se dan durante los primeros minutos y horas, después de la crisis, proporcionan apoyo, reducen el peligro, brindar herramientas de afrontamiento a la persona en crisis con los recursos de ayuda. La meta de los primeros auxilios psicológicos es restablecer el enfrentamiento inmediato, ya que la persona se siente incapaz de enfrentar lo que está viviendo, debido a un colapso en sus habilidades de afrontamiento.

Apoyo y contención emocional, para la reintegración social, laboral, educacional, de salud y habitacional. Vinculación de las personas en situación de calle con las redes de apoyo local.

Con el fin de nutrir el servicio de ropero, en el propio Albergue Municipal se recogen donaciones de ropa que aportan los propios ciudadanos.

Se necesita preferentemente ropa de hombre, que es la de más demandada: pantalón, prendas de abrigo, camisas, camisetas y zapatos y zapatillas y ropa interior la cual puede ser de mujer y hombre.

 

Otros objetos

Ropa y elementos de cama: los escases de recursos en cuanto a elementos de cama y ropa de la misma son muy necesarias durante todo el año. Almohadas, frazadas, cobertores, sabanas, fundas de almohada etc.

 

Horario de recogida:

  • En el propio Albergue todo el año de forma ininterrumpida.
  • No obstante, facilita la labor que coincida con el horario de Mayor funcionamiento: de 08:30 a 14:00 hrs. y de 15:00 a 23:00h.
  • Contacto: 224185693

GALERÍA DE IMÁGENES

Ir al contenido